Consejos para redactar un currículum vitae de calidad

 Novedades
Consejos para redactar un currículum vitae de calidad
enero 14
08:45 2016

No cabe duda de que el currículum vitae, hoy por hoy, es la principal herramienta que tenemos a nuestra disposición a la hora de buscar empleo, de ofrecer nuestra candidatura para un proceso de de selección de personal concreto o de presentar nuestro perfil profesional a cualquier empresa en la que estemos interesados en trabajar.

El currículum vitae es nuestra principal carta de presentación, si una empresa quiere saber quiénes somos o averiguar si nuestro perfil laboral es interesante, tratará de conseguir nuestro currículum y nos conocerá a través del mismo. Este pequeño documento contiene toda la información que cualquier empresa valorará a la hora de decidir si nuestra candidatura puede resultar válida o no, por tanto, todo lo que pongamos y digamos en él es de suma importancia.

No se trata sólo de explicar quienes somos, de enumerar todos los conocimientos que hemos aprendido a lo largo de nuestra vida o de relatar las diversas experiencias laborales que acumulamos. En la creación de un currículum vitae importan (y mucho) la forma en la que redactamos y colocamos las diferentes partes del documento, así como el contenido del mismo.

Según diseñemos nuestro currículum de una manera u otra y dependiendo de la calidad de los contenidos que incluyamos en dicho documento, causaremos mejor o peor impresión en las empresas a las que vayamos a dirigirnos. Está comprobado que un buen currículum influye positivamente en aquellos que lo tienen delante, causando el impacto necesario para que la persona o personas encargadas de seleccionar personal dentro de una empresa se fijen en nosotros.

A este respecto, hay una serie de normas primordiales, tanto si hablamos del estilo del currículum como de la parte ortográfica, que no deberíamos saltarnos bajo ningún concepto. Por otro lado, existen diversas pautas muy recomendables de seguir a la hora de crear un buen currículum. Estas pautas no son obligatorias y no todo el mundo las tiene en cuenta pero si quieres poseer un currículum vitae efectivo y de suma calidad, te aconsejamos que las sigas al pie de la letra.

​ Consejos y Recomendaciones

  • Cuida la estructura del currículum: debes estructurar el currículum de forma lógica, siguiendo un orden correcto a la hora de presentar los diferentes datos que van a aparecer en su interior. Primero el bloque con nuestros datos personales, principalmente nombre y apellidos pero sobretodo que no se te olvide incluir distinta información de contacto para dar alternativas a la hora de poder contactar contigo: dirección postal, uno o varios teléfonos de contacto, al menos un correo electrónico y según el caso, puede ser interesante incluir algún enlace a alguno de tus perfiles en las redes sociales, sobre todo las de carácter laboral tipo LinkedIn (no poner redes sociales que puedan comprometerte de algún modo). Otros datos personales como el estado civil, el número de tu documento nacional de identidad o similares pueden ser interesantes pero no son tan relevantes como los anteriores. Justo después, se suele incluir el bloque de la formación que posees y de la experiencia profesional que atesoras. Importante colocar toda la información en orden cronológico, es decir, de los datos más recientes a los más antiguos, así como detallarlo todo de forma clara pero concisa. Entre los datos incluidos en tu formación es muy recomendable que aparezcan al menos tres áreas: una relativa a tus conocimientos de informática, otra relativa a los idiomas que dominas y una tercera enfocada a conocimientos más técnicos asociados al puesto de trabajo que estás solicitando.
  • Incluye datos de interés sólo si son relevantes: en el bloque final es donde se suelen mencionar datos relativos a nuestra disponibilidad o donde podemos incluir otros datos clave que supongan un valor añadido para que la empresa a la que nos dirigimos se fije en nosotros (por ejemplo, detallar si tenemos carné de conducir y de qué tipo), es decir, lo que se suele conocer como “datos de interés”. Estos datos adicionales siempre deben ser virtudes o puntos a nuestro favor que complementen nuestra formación o experiencia, nada que nos perjudique.
  • Mejor si tu currículum no es muy extenso: en contra de lo que algunas personas puedan pensar, entregar un currículum demasiado extenso pocas veces es bueno, por muchos puntos a nuestro favor que creamos que debemos reflejar en el mismo. Se suele decir que lo bueno, si es breve, dos veces bueno y en el campo del currículum vitae también se cumple este dicho, de hecho, los principales expertos aconsejan que no supere nunca las dos páginas de extensión y en muchos casos bastaría con una única página.
  • Elige una fotografía adecuada: la primera impresión es la que cuenta y en el caso del currículum, la primera imagen que verán de ti será la proporcionada por la fotografía que incluyas dentro del mismo. Es muy aconsejable elegir una fotografía bastante actual, siempre de tamaño carnet y mejor con fondo blanco. Ésta debe reflejar una imagen profesional de nosotros mismos, preferentemente de corte serio, lo que no significa que no podamos salir sonriendo pero cada uno sabe cómo salir mejor en las fotos y en este caso lo mejor es posar de manera natural y no hacer probaturas extrañas.
  • Emplea un estilo sencillo y conciso: a la hora de redactar los contenidos del currículum, es preferible emplear frases cortas a frases largas, ser concisos y decir todo de manera clara. Hay que procurar ser lo más concretos posibles y redactar todo a modo de resumen, resaltando las partes más importantes del currículum, de manera que alguien que visualice el documento pueda tener una imagen precisa de lo que queremos transmitir con nuestro currículum con sólo echarle un vistazo rápido. Nada mejor que emplear estilos de texto como la negrita, el subrayado o la cursiva para conseguir que destaquen las partes que consideremos más relevantes. Sobra decir que es mejor no incluir información que no sea realmente importante o que pueda perjudicarnos de algún modo.
  • Utiliza un vocabulario fácil y comprensible: nuestro objetivo es que cualquiera que lea nuestro currículum pueda entenderlo perfectamente, así que es mejor evitar palabras complejas, rimbombantes o poco utilizadas. Tampoco debemos perder de vista el hecho de que debemos crear un documento formal, como consecuencia de su importancia, por lo que no es recomendable incluir palabras que nos puedan restar credibilidad. Adicionalmente hay que tener cuidado con las expresiones excesivamente modernas.
  • Muestra una actitud positiva: es muy importante reflejar una actitud positiva desde el primer momento para transmitírsela a toda persona que lea el currículum. Para ello, nada mejor que utilizar palabras que conlleven un significado positivo y también verbos de acción que transmitan una actitud proactiva, puesto que queremos demostrar que somos candidatos dinámicos, con verdadera iniciativa.
  • No redactes en primera o tercera persona del singular: una regla no escrita a la hora de redactar un currículum dice que es mejor no emplear la primera y la tercera persona del singular, es mejor centrarnos en la acción en sí, puesto que ya se supone que la hemos realizado nosotros. Ejemplos correctos: “curso de administración en…”, “trabajos de operario en…”, “prácticas de empresa en…”.
  • Vigila la ortografía: un documento de esta importancia no debería incluir ningún tipo de falta de ortografía. Es recomendable repasar cada una de las partes que componen el currículum una vez que lo hayamos terminado. Nunca está de más asegurarse de que no se nos ha pasado algún tipo de falta o hemos cometido algún error al escribir alguna palabra o incluso al incluir algún dato erróneo.
  • Mantén tu currículum siempre actualizado: sobre todo si hablamos de datos de contacto (teléfono, dirección postal, email o similares) ya que si éstos no son correctos nadie se podrá poner en contacto con nosotros. Del mismo modo, conviene incluir habitualmente conocimientos o experiencias adquiridas recientemente que aporten un valor añadido a nuestro perfil profesional.
  • Modifica tu lugar de residencia según te convenga: en caso de que dispongas de varios domicilios en los que residir gracias a familiares, amigos o conocidos, y de que éstos se encuentren en diferentes localidades o provincias, puedes modificar el lugar de residencia que muestras habitualmente en tu currículum vitae y añadir el que más te convenga utilizar, según el puesto de trabajo que estés solicitando o la empresa a la que te dirijas. Muchos seleccionadores pueden descartar directamente una candidatura porque su lugar de residencia no se ajusta al de la oferta de trabajo o empresa a la que representan, por eso, siempre que sea posible, trata de poner el lugar de residencia más próximo o que más se ajuste a lo que diga la oferta en cuestión o a lo que busque la empresa concreta.
  • Consejos para entregar el currículum en mano: aunque cada vez se hace menos debido a la ley de protección de datos, aún se siguen entregando currículum en mano. Si ese es tu caso y decides llevar tu currículum impreso para entregárselo a alguna empresa o seleccionador de personal, recuerda que debes utilizar siempre papel de buena calidad, preferentemente folios de tamaño DIN-A4 de color blanco o como mucho de colores muy suaves que permitan leer perfectamente el contenido del currículum. Recomendamos también imprimir siempre sólo por una cara del papel, vigilando que la calidad de impresión sea la correcta. Un currículum imprimido correctamente en papel de alta calidad y con una impresión adecuada siempre transmitirá mejor impresión a los demás, así que no escatimes gastos en este punto.

Está claro que tener un currículum vitae realmente completo puede ser la clave para obtener ese puesto de trabajo con el que todos soñamos, por eso, merece la pena crear este importante documento adecuadamente, cuidar la presentación del mismo y la calidad de los contenidos. Si sigues los consejos y recomendaciones anteriores, tendrás muchas más posibilidades de que la empresa que te interesa se fije en tu perfil como candidato. Estos consejos ayudan a conseguir superar el primer filtro de selección que las empresas establecen para cada puesto de trabajo.

Dicho todo lo anterior, cabe remarcar que el currículum vitae como tal es un documento muy flexible y que en la mayoría de los casos conviene adaptarlo a la oferta de trabajo a la que queremos optar o a la empresa a la que queremos dirigirnos, es decir, nuestro currículum tiene que ser dinámico. De hecho, no es recomendable enviar siempre el mismo currículum a todas las ofertas o empresas a las que nos presentemos.

La realidad es que no suele haber dos currículum iguales y si queremos que el nuestro destaque, por encima de otros, debemos aportar elementos que le hagan sobresalir por encima del resto. Esto no significa que debamos mentir o exagerar, se trata de enfocarnos en nuestros puntos fuertes y omitir aquellos datos que puedan perjudicarnos de algún modo. A la hora de crear tu currículum recuerda incluir sólo aquellos datos que aporten una imagen positiva de ti, aquellos que encajen con el perfil solicitado por la oferta de trabajo a la que va dirigido o los que estén acorde con el tipo de candidatos que suele contratar la empresa a la que te estás presentando.

No seas tu peor enemigo y des a conocer datos poco útiles o negativos que sólo pueden restar mérito a tu candidatura. Al fin y al cabo, tu currículum debe ayudarte a conseguir una entrevista de trabajo y una vez que la consigas podrás demostrar tu valía, aportar más datos y defenderte en persona, pero hasta entonces debes ir a lo seguro. Recuerda que tu objetivo final es conseguir el trabajo que deseas y para ello debes ir paso a paso, primero entregar un buen currículum y después hacer entrevistas de trabajo, asunto del que os hablaremos en próximos artículos. Hasta entonces esperamos que os haya resultado útil toda esta información. ¡Hasta pronto!

Tags
Compartir

Artículos Relacionados

0 comentarios

Ningún comentario publicado!

¿ Deseas ser el primero en comentar esta noticia?

Escribir un Comentario

Solo usuarios registrados pueden comentar.

Mundo Empresarial