Cómo superar una entrevista de trabajo en Inglés

 Novedades
Cómo superar una entrevista de trabajo en Inglés
febrero 26
12:42 2016

Las entrevistas de trabajo en Inglés son mucho más comunes de lo que nos podamos imaginar, no hace falta que hayamos solicitado un puesto de trabajo en una empresa internacional o en una gran multinacional para que acabemos realizando una entrevista en este idioma. Basta con que el puesto de trabajo para el cual estamos siendo entrevistados requiera de un cierto nivel de Inglés para que, parte o incluso, la totalidad de la entrevista de trabajo se desarrolle en dicho idioma.

Cada vez es más frecuente en nuestro país encontrar ofertas de trabajo correspondientes a perfiles profesionales en los que se exige un nivel alto de Inglés. En este tipo de casos, es bastante probable que buena parte de la entrevista de trabajo que puedas efectuar tenga lugar empleando este idioma universal. Es más, podríamos afirmar que gran parte de los puestos de trabajo que dan acceso a mejores salarios y condiciones laborales exigen un alto conocimiento de idiomas, que deberás demostrar durante el correspondiente proceso de selección.

El Inglés se ha convertido en un idioma fundamental hoy en día, un idioma capaz de abrirte las puertas de un universo lleno de posibilidades laborales, por consiguiente, conviene manejarlo lo mejor posible. Lo ideal sería terminar convirtiéndonos en bilingües, ser capaces de dominar tanto nuestro idioma natal como el Inglés. Hasta que llegue ese momento, tendrás que apañártelas lo mejor que puedas y nosotros vamos a tratar de ayudarte para que lo logres.

Por desgracia, los españoles no tenemos buena fama con los idiomas y en el mejor de los casos, hay una mayoría de personas que afirman poseer un nivel medio-alto con respecto al Inglés. De hecho, este es el nivel de Inglés más observado entre los currículum vitae procedentes de candidatos españoles. Esto puede suponer cierto problema para ti, si es que te encuentras entre este gran porcentaje de españoles, ya que muchos candidatos tienden a exagerar su nivel de idiomas y los seleccionadores de personal lo saben. Es por eso que van a tratar, por todos los medios, de ponerte a prueba para asegurarse de que atesoras el nivel de Inglés que especificas en tu currículum.

No te preocupes, no pierdas la calma. Desde Mundo Empresarial queremos ayudarte a preparar tus entrevistas de trabajo para que puedas acudir más relajado a las mismas y con más confianza en ti mismo. Eso incluye, por supuesto, la posibilidad de afrontar entrevistas en Inglés. Con este objetivo, hemos preparado una serie de consejos y trucos que estamos seguros de que te facilitarán mucho la vida a la hora de superar este tipo de desafíos. Are you ready?

La Preparación previa lo es todo

Así es, no nos cansamos de repetirlo: una buena preparación previa a la entrevista de trabajo es fundamental, independientemente del idioma en el que vayan a efectuárnosla y quizá con más razón si sabemos que nos pueden hablar en un idioma distinto al que utilizamos habitualmente.

La preparación previa nos permitirá saber qué es lo que nos podemos encontrar durante la entrevista de trabajo. Es esencial descubrir aspectos característicos de la empresa para la que podríamos acabar trabajando, por ejemplo, el sector en el que se encuadra su actividad empresarial, el número de trabajadores que posee, los últimos proyectos en los que ha estado trabajando, sus principales clientes y en general, todo lo que tenga que ver sobre su cultura de empresa.

También es interesante que busquemos información acerca del puesto de trabajo que nos están ofreciendo, las cualidades que se esperan de nosotros, los requisitos básicos que se exige en un puesto de estas características, el salario que podríamos solicitar por desempeñar ese cargo, qué experiencias laborales poseemos que tengan que ver con lo que podríamos terminar haciendo si finalmente somos contratados, por poner sólo unos pequeños ejemplos.

Profundizar en el perfil de los candidatos que pueden optar al puesto de trabajo también es recomendable, contrasta la experiencia laboral que te pueden exigir, los conocimientos y formación profesional que se espera de ti, los programas informáticos que tendrías que manejar, las tareas que acabarías desarrollando dentro de un perfil de estas características o aquellos aspectos que consideres relevantes en torno a éste y otros temas que crees que pueden ser el eje central de la entrevista de trabajo.

Crea una Lista de Vocabulario de palabras en Inglés

Gracias a la preparación previa que has efectuado, ahora ya sabes responder a las principales preguntas que te podrían efectuar durante la entrevista de trabajo, es decir, aquellas que tienen que ver con la empresa o con el puesto de trabajo en cuestión. El problema es que sólo sabes responderlas en tu idioma natal, no en Inglés.

Para poder responder a todas estas preguntas en Inglés nada mejor que prepararse una buena lista de vocabulario con palabras y expresiones en Inglés que tengan que ver, directa o indirectamente, con el puesto de trabajo para el que vas a ser entrevistado, con el perfil laboral exigido, con la propia empresa que realiza el proceso de selección o con el sector laboral en el que se mueve dicha empresa.

Crear una buena “vocabulary list” y estudiársela es esencial para evitar problemas y situaciones complicadas al no entender algunas de las palabras que aparecerán en las preguntas que te van a efectuar en tu entrevista personal o, en el peor de los casos, al no entender una pregunta al completo.

Hablamos de una lista con palabras muy específicas o con expresiones empleadas habitualmente dentro de un puesto de trabajo de las características del que estemos hablando. Palabras o expresiones asociadas con dicho perfil profesional o las que la empresa en cuestión utilice más a menudo (para eso nada como visitar el sitio web corporativo en su versión en Inglés). E incluso, palabras y términos específicos que se repiten con frecuencia en cualquier entrevista de trabajo en Inglés.

Cuanto más previsores seamos, más preparados estaremos y dispondremos de más herramientas para hacer frente a nuestra entrevista, pudiendo superarla así con éxito. Al fin y al cabo, es imposible saber al 100% que preguntas o palabras en Inglés utilizarán nuestros entrevistadores pero la lógica nos dice que siempre serán preguntas, palabras y expresiones relacionadas con los aspectos que hemos comentado anteriormente. Por lo tanto, ahí tenemos una buena referencia para seguir preparándonos correctamente nuestra entrevista de trabajo.

Típicas Preguntas en Inglés que te pueden hacer en la Entrevista

Ahora que contamos con una buena lista de vocabulario específico en Inglés y nos la hemos estudiado convenientemente, tenemos más seguridad en nosotros mismos y podremos responder de manera más fluida a la mayoría de preguntas que suelen efectuarse en una típica entrevista de trabajo en Inglés.

A continuación, os vamos a dejar una pequeña lista con algunas de las preguntas en Inglés que más a menudo se emplean en esta clase de entrevistas. La idea es que conozcáis las preguntas más comunes, que entendáis bien qué os están preguntando en cada caso y que podáis preparar adecuadamente vuestras respuestas.

Cada uno de los puntos de la lista incluye un modelo de pregunta clásica y el tipo de respuesta que os recomendamos dar en cada caso. Obviamente, no tiene sentido que os demos una respuesta “literal” sino que os damos unas pautas a seguir y cada candidato debe decidir qué palabras o expresiones en Inglés definen mejor lo que quiere decir en cada momento.

Lo importante es que habremos preparado todas estas respuestas de antemano y podremos asegurarnos de que son correctas. Si fuera necesario, podríamos también pedir ayuda a nuestro profesor de Inglés (si es que acudimos a clases particulares) o a cualquier familiar, amigo o conocido que posea un alto nivel de Inglés y pueda echarnos una mano a la hora de preparar nuestra entrevista de trabajo.

Sin más, os dejamos con la lista de preguntas y respuestas en cuestión:

  • Tell me about yourself  (cuéntame algo acerca de ti): no es una pregunta como tal pero el resultado es el mismo, puesto que el entrevistador va a esperar una respuesta por tu parte. En este caso, lo mejor es preparar tu respuesta incluyendo referencias a algunas experiencias laborales o académicas que estén relacionadas con el puesto de trabajo para el que estás siendo entrevistado. No es conveniente que te centres demasiado en aspectos de tu vida personal ya que si facilitas demasiada información personal a los entrevistadores éstos podrían acabar utilizándola en tu contra.
  • What are your strenghts? (¿cuáles son tus puntos fuertes?): sin duda alguna, un clásico dentro de las preguntas que suelen formularse dentro de una entrevista de trabajo. Recomendamos preparar una respuesta en la que enumeres las que consideres que son tus cualidades más importantes y para que quede claro en qué consisten cada una de estas cualidades, es interesante contar alguna breve anécdota que simplifique cada una de ellas. Es bastante probable que acaben pidiéndote ejemplos de situaciones en las que hayas puesto a prueba dichas cualidades, por tanto, si lo hacemos así le ahorraremos la pregunta a los entrevistadores.
  • What is your weakness? (¿cuál es tu mayor debilidad?): si nos preguntan por nuestros puntos fuertes, es bastante probable que seguidamente pasen a preguntarnos por nuestros puntos débiles o incluso, directamente, por el que consideramos nuestro mayor defecto. El truco en este caso es hacer referencia, en verdad, a una cualidad. Para ello, debemos elegir una cualidad que, siendo realmente positiva, parezca ligeramente mala. La típica respuesta que se suele ofrecer cuando nos formulan esta pregunta en una entrevistas de trabajo tiende a ser “soy demasiado perfeccionista” (I’m a bit of a perfectionist) pero hay muchas otras opciones. Elige la que más te convenza o prepárate varias respuestas por si acaso.
  • What motivates you? (¿Qué es lo que te motiva?): esta pregunta es muy genérica y por tanto, no tiene una única respuesta ya que, obviamente, puede haber muchas cosas que te motiven. No existe una respuesta correcta y una incorrecta, aquí la respuesta depende mucho de la personalidad de cada candidato. En realidad, con esta pregunta, el entrevistador pretende conocerte un poco mejor, descubrir aspectos de tu personalidad que no terminen de convencerle o que considere que no encajan con el puesto de trabajo que estás solicitando. Por tanto, es muy importante que no comentes ninguna motivación que no tenga que ver con dicho trabajo o que no suponga un punto a tu favor a la hora de contratarte. Piensa que el entrevistador siempre vela por sus intereses y por ende, por los de la empresa a la que representa, así que es mejor decir aquello que crees que quieren oír.
  • What do you know about the type of work we do? (¿Qué sabes acerca del tipo de trabajo que hacemos?): para preguntas de este estilo nos vendrá genial la preparación previa que hayamos desarrollado, preparación en la que habremos investigado sobre la empresa en cuestión, a qué se dedica, cuáles son sus principales proyectos y clientes, el tipo de trabajos que desempeñan habitualmente y las funciones que conlleva el puesto de trabajo para el que estás siendo entrevistado. Si has realizado un buen proceso de investigación previo a la entrevista, ahora lo notarás y podrás lucirte. Demuéstrales a tus entrevistadores que “has hecho los deberes” y después relaciona todo lo que has comentado con tu experiencia laboral personal. Es decir, háblales de puestos de trabajo similares en los que hayas estado anteriormente, la preparación específica que posees para cada una de las tareas que conlleva un puesto de estas características, experiencia, conocimientos, cursos de formación…Todo cuenta para vender adecuadamente tu candidatura.
  • Why do you think you would do well at this job? (¿Por qué piensas que harías bien este trabajo?): si antes de realizar esta pregunta, te han realizado la cuestión anterior o al menos, una similar, ya habrás ofrecido en cierto sentido una respuesta a esta misma pregunta, puesto que les has hablado de tu experiencia profesional, de la formación que posees y de todo aquello que consideras que juega a tu favor a la hora de convencerles de que eres el candidato idóneo para este puesto de trabajo. Si no te hubieran hecho la pregunta anterior o no hubieras sido lo suficientemente específico, aprovecha ahora para explayarte bien. Acuérdate de hablar de tus cualidades personales y, siempre que sea posible, explícalas mediante pequeños ejemplos de tipo laboral, algo que hayas hecho bien en algún trabajo o en algún proyecto laboral y que consideres digno de mencionar. Al final, se trata de sumar puntos y todos estos pequeños detalles cuentan.
  • Why do you want to work for us? (¿Por qué quieres trabajar para nosotros?): esta pregunta está muy relacionada con las dos anteriores que acabamos de comentar, sobre todo con “What do you know about the type of work we do?”, de hecho, para contestar a ambas preguntas necesitarás haber investigado un mínimo sobre la empresa para la que estás siendo entrevistado, así podrás descubrir a qué se dedican, qué tipo de trabajos desempeñan, los proyectos que tienen en marcha y los que desarrollaron en el pasado, cuáles son sus ideales como empresa, qué puntos fuertes tiene el trabajar dentro de esta empresa y también comprobar si podrías encajar fácilmente dentro de la estructura de dicha empresa. Se trata de que te convenzas a ti mismo, de este modo, será más probable que acabes convenciendo a tus entrevistadores. Es mucho más fácil convencer de tus palabras a alguien cuando realmente crees en ellas.
  • How do you see yourself in “x” years from now? (¿Cómo te ves a ti mismo dentro de “x” años?): otra de las típicas preguntas que no suelen faltar en las entrevistas de trabajo. La “x” significa que la cantidad de años por la que nos preguntan pueden variar de un caso a otro. Habrá gente que te pregunté por dentro de 10 años, por dentro de 5, de 2 o que simplemente hable de “dentro de unos años”, sin especificar la cifra exacta. La verdad es que ese detalle da lo mismo, lo importante es saber que no deja de ser una especie de “pregunta trampa”. El entrevistador quiere ver cuál es tu implicación con la empresa desde el primer momento o simplemente comprobar si cometes algún tipo de desliz al contestar a dicha pregunta, algo que le ayude a descartarte, si llega al caso. Al contestar este tipo de preguntas, lo mejor es tratar de adecuarnos al perfil que exige el puesto de trabajo para el que estás siendo entrevistado. Es decir, si hablamos de un trabajo de cara al público entonces girar en torno a una evolución positiva dentro de este tipo de perfiles, si hablamos de un trabajo de oficina pues entonces hacer referencia a un posible crecimiento a nivel profesional dentro de la empresa, si tenemos un perfil comercial pues otro tanto de lo mismo. Se trata de llevarte la respuesta a su terreno y dejar que oigan el tipo de cosas que sabemos que les gustan a los seleccionadores de personal. No es momento para arranques de sinceridad, ni para hablarles de sueños ajenos a este puesto de trabajo.
  • In your current/last position, what features do/did you like the most/least? (¿En tu actual/último trabajo, que es/era lo que más/menos te gusta/gustaba?): en realidad estamos hablando de varias preguntas diferentes pero se pueden agrupar en torno a este modelo de pregunta genérica, ya que todas ellas giran en torno al mismo concepto. El hecho de que nos pregunten sobre nuestro trabajo actual o sobre el último que hayamos tenido hasta la fecha, dependerá de si estamos actualmente trabajando o no. Lo normal es que si nos preguntan por lo que más nos gusta de nuestro trabajo actual o lo que más nos gustaba de nuestro trabajo anterior, posteriormente nos pregunten también qué es lo que menos nos gusta o lo que menos nos gustaba. Es igual que cuando nos preguntan por nuestros puntos fuertes y nuestros puntos débiles, ambos suelen ir asociados. Al igual que comentamos cuando hablábamos de dichas preguntas, lo importante es que seamos positivos, que mencionemos muchas más cosas buenas que malas, que nos centremos en los aspectos positivos de nuestra experiencia laboral y si tenemos que hablar de algo supuestamente negativo, que sea algo que nos haga quedar bien a nosotros (por ejemplo: decir que nos quedamos con ganas de acabar cierto proyecto o de ver hasta dónde podríamos haber llegado si hubiéramos seguido trabajando en nuestra última empresa, eso refleja una buena implicación por nuestra parte). Por supuesto, no es conveniente hablar de problemas personales, ni sacar “trapos sucios” de ningún tipo, algo así no nos beneficiará y por el contrario, sí que puede acabar jugando en nuestra contra.
  • What do you think of your boss? (¿Qué piensas de tu jefe?): una pregunta que guarda mucha relación con la anterior, de hecho, ambas preguntas se utilizan para descubrir qué clase de trabajadores somos, es decir, comprobar si nos pueden considerar conflictivos de alguna forma. Al igual que pasaba antes, esta pregunta puede estar orientada a tu actual jefe, si es que estás trabajando en otra empresa y haces la entrevista para cambiar de trabajo, o al jefe que tuviste en tu último trabajo hasta la fecha, si es que te encuentras actualmente en situación de desempleo. Sea cual sea tu caso, procura no hablar nunca mal de ningún jefe que hayas tenido y más, dentro de una entrevista de trabajo. Piensa que se cumple la máxima de que “si hoy hablas mal de un jefe anterior, mañana hablarás mal de tu jefe actual”, así al menos lo verán tus entrevistadores y nadie quiere contratar a alguien que le vaya a acabar criticando. Estamos hablando claramente de una pregunta trampa, cuya respuesta no tiene porqué darte el puesto de trabajo pero sí que puede conseguir que te descarten rápidamente. La clave para esta respuesta sería mostrarte todo lo positivo que puedas, aunque en realidad tu jefe actual o tu anterior jefe fueran nefastos. Céntrate en sus muchas o pocas cualidades y aparenta tener una buena relación con él, no des pié a que sospechen que eres de los que critican a las espaldas, ni tampoco digas nada que dé a entender que eres un trabajador un poco conflictivo, de los que no se callan una o ponen pegas a todo. Mejor parecer un empleado modélico que uno que genera dudas desde el primer momento, ya incluso en la entrevista de trabajo.
  • Why have you been unemployed for such a long time? (¿Por qué has estado desempleado tanto tiempo?): si acudes a una entrevista de trabajo después de un largo tiempo sin haber trabajado, ten por seguro que es más que probable que te acaben realizando esta pregunta. Los seleccionadores de personal y las empresas a las que representan, suelen ser desconfiados por naturaleza y querrán saber en qué has estado ocupado durante todo el tiempo que estuviste sin trabajar. A los entrevistadores, en general, no les suelen gustar mucho los candidatos que están demasiado ociosos durante sus periodos de desempleo, por eso, es importante que prepares bien esta respuesta. Tienes que intentar justificar todos los periodos de inactividad laboral que figuren en tu currículum o informe de vida laboral, para ello puedes hablar de los cursos de formación que hayas realizado durante dichos periodos, de los trabajos esporádicos que hayas desempeñado (aunque no estuvieran remunerados), de los estudios que hayas efectuado por tu cuenta, de la mejora de tu nivel de idiomas, de tu dedicación completa a la búsqueda de empleo (que de por sí es una actividad compleja que requiere de enorme tiempo y dedicación), de proyectos personales como la creación de páginas web, tu participación en algún tipo de blog, asociaciones culturales o similares. Lo importante es que parezca que no has parado de hacer cosas y que, a pesar de estar sin trabajo, no has estado quieto en ningún momento.

Hasta aquí llega nuestra lista de preguntas y respuestas. Existen muchas otras y somos conscientes de que hemos dejado fuera del artículo un montón de preguntas interesantes. No obstante, para evitar que el presente artículo se alargara más de la cuenta, hemos decidido centrarnos en este reducido grupo de preguntas: una buena muestra de lo que nos podríamos encontrar en una clásica entrevista de trabajo en Inglés.

Estamos seguros de que se te podrían ocurrir muchas otras preguntas igual de válidas que éstas. Lo importante es que realices una buena preparación previa a la entrevista y que pienses bien las respuestas que ofrecerías a los entrevistadores en cada una de las preguntas que podrían acabar realizándote. No obstante, por mucho que nos preparemos las respuestas y la entrevista en general, siempre puede surgir alguna pregunta inesperada, algo con lo que no contábamos de antemano y que dependerá en gran medida de las respuestas que vayamos ofreciendo a cada una de las preguntas que nos formulen. Si llega el caso, no pierdas los nervios, respira profundamente y piensa, con una buena preparación previa siempre se te ocurrirá algo ingenioso qué decir, o al menos, lo suficientemente adecuado como para salir del paso. Es mejor mostrarse seguro, aunque nuestra respuesta no sea nada del otro mundo, que titubear delante de los entrevistadores y reflejar una imagen de falta de confianza en nosotros mismos.
Tal y como comentábamos al principio del artículo, es muy recomendable que practiques estas preguntas y respuestas con alguien de tu entorno que realmente pueda ayudarte y si se trata de alguien bilingüe o nativo, mucho mejor. Es esencial que alguien te ayude en estos casos, que te supervise y que pueda corregir cualquier fallo que puedas cometer, tanto en la redacción de las respuestas, como en la pronunciación de las mismas.

Comentábamos también que lo ideal es que estuvieras acudiendo a alguna academia de Inglés, centro de estudios o directamente, que recibieras clases particulares. De este modo, le podrías pedir al profesor que dedique una clase entera para ensayar la entrevista de trabajo en Inglés contigo. En caso de que esto no sea posible, podrías acudir a gente de tu entorno que sepas que tiene un nivel alto de idiomas y que está dispuesta a ayudarte. Como última opción, tendríamos la posibilidad de pasarnos por algún lugar en donde gente de otros países se junte para tener conversaciones en distintos idiomas con el objetivo de realizar un intercambio lingüístico (por ejemplo, los típicos cafés donde se organizan grupos de conversación en Inglés). Si ni siquiera esta opción fuese factible, siempre nos quedaría acudir a foros y páginas especializadas de internet en las que podemos pedir ayuda a miembros de la comunidad.

Con algo de suerte, podrías ser uno de esos afortunados que poseen un elevado nivel de idiomas. Aún así, si llega el caso y tienes que realizar una entrevista de trabajo en Inglés, nunca está de más conocer el vocabulario y las expresiones básicas que podrías utilizar al responder a las que consideramos preguntas probables, aquellas que aparecen de forma asidua en la mayoría de entrevistas de trabajo. Prepararnos bien la entrevista y practicar un poco nunca está de más, ya que la falta absoluta de seguridad en nosotros mismos es tan mala como el exceso de ella. Piensa que los nervios siempre pueden jugarnos malas pasadas y en ese sentido, una preparación previa siempre ayuda.

Nada más, salvo desearos la mayor de las suertes para vuestras entrevistas de trabajo y esperar que este artículo y la información que contiene, os haya servido de ayuda. ¡Hasta pronto!

Artículos Relacionados

0 comentarios

Ningún comentario publicado!

¿ Deseas ser el primero en comentar esta noticia?

Escribir un Comentario

Solo usuarios registrados pueden comentar.

Mundo Empresarial